Optimización de imágenes para tu WordPress: Qué hacer antes de subirlas. - mowomo
mowomo.com > Blog > Optimización de imágenes para tu WordPress: Qué hacer antes de subirlas.

Optimización de imágenes para tu WordPress: Qué hacer antes de subirlas.

optimizacion-imagenes

La optimización de imágenes es algo a tener en cuenta a día de hoy: un sitio con unas imágenes bien optimizadas se traduce en una web que carga más rápido. Por ello, además de ofrecer una mejor experiencia de usuario a sus visitantes, es premiada por Google (en cuanto a posicionamiento se refiere) ya que este buscador tiene muy en cuenta este factor.

En esta entrada trataré de mostrarte cómo puedes optimizar tus imágenes antes de subirlas a tu WordPress.

Para ello, utilizaremos nuestro editor de imágenes favorito. Si no dispones de uno puedes encontrar alternativas gratuitas, tanto de escritorio y open source como GIMP u online como Photopea.

NOTA: Si no sabes usar un editor de imágenes o te gustaría aprender un poco más sobre su uso, pronto tendremos disponible un curso de gestión y edición de imágenes para para usuarios de WordPress. ¡Mantente alerta a través de nuestra newsletter! 😉

Pero... ¿Qué es una imagen mal optimizada?

¡Cuánto pesa esto!
¡Cuánto pesa esto!

Antes de adentrarnos en la optimización de imágenes en sí, debemos saber a qué nos referimos.

Simplificando, una imagen mal optimizada es una imagen "pesada" y el "peso" de una imagen se mide en kB (kilobytes) y sus múltiplos.
Un kB (kilobyte) es una medida de almacenamiento de información, por lo tanto una imagen que "pesa" 100 kB equivale a ocupar esa cantidad de espacio de almacenamiento de datos en tu página web.

He utilizado el entrecomillado para todo aquello relacionado con "peso" por que, aún siendo este el término más común para describirlo, no se trata de un peso real, del mismo modo que cuando hablamos de "subir" algo a Internet o "bajarlo", realmente no hacemos nada de ello, ya que Internet no está arriba de nada, ¿o sí?

¿Vaya lío no?

Este "peso" se puede deber a diferentes factores, entre ellos, aunque no el único, el tamaño de la imagen (en píxeles por ejemplo), aunque también puede deberse a información oculta, del tipo metadatos (fecha de creación, autor, cámara utilizada, etc.) que muchas imágenes contienen.

¿Realmente hace falta optimizarlas?

La respuesta es sí. Optimizar las imágenes en tu WordPress proporciona multitud de beneficios, tanto a nivel de usuario como de administrador del sitio.

Beneficios de optimizar imágenes en WordPress para el visitante o usuario.

beneficios-optimizar-imagenes

Si las imágenes mostradas en la web que visita tienen un peso correcto, acelerará la carga de la misma, haciendo la navegación más fluida y cómoda. Además, si el usuario visita nuestra página utilizando su teléfono móvil haciendo uso de sus "megas" te lo agradecerá, ya que el consumo de datos será menor.

En resumen: Si una imagen "pesa" poco, el usuario tardará menos en descargarla y poder verla, además de suponer un ahorro en su consumo.

Beneficios de optimizar imágenes en WordPress para el administrador del sitio web.

optimizar-imagenes-en-wordpress

A nivel de administrador, nuestras imágenes consumirán menos recursos del servidor (espacio en disco, RAM, etc.), por lo que podremos aprovechar mejor el espacio del hosting que tenemos contratado y por lo tanto ahorrar dinero.

Además, hemos comentado que Google premia a las páginas web que cargan con mayor velocidad. Si las imágenes de tu sitio están optimizadas, este posicionará mejor en los resultados de búsqueda. Lo que está genial, ¿no crees?

Qué tener en cuenta a la hora de optimizar una imagen.

optimizar-imagen

El tamaño sí importa.

Hazte esta pregunta: ¿Para qué quieres una imagen de un tamaño mayor al que se va a mostrar?. Utilizar una imagen más grande solamente empeorará la velocidad de carga y ocupará más espacio.

Una de las formas más sencillas para saber el tamaño máximo al que se mostrará tu imagen es redimensionando la ventana del navegador y haciendo uso del inspector de elementos. Normalmente el tamaño máximo de una imagen se suele mostrar en la versión de tableta o de escritorio.

Cuando hacemos una fotografía con nuestro teléfono móvil o cámara digital normalmente nos la guarda en un tamaño excesivamente grande para su uso en un sitio web, llegando a pesar en muchos casos varios MB (megabyte). Y eso, créeme, es mucho.

Edita las imágenes antes de subirlas a tu WordPress.

Mi recomendación es que la edites, siempre antes de subirla, en tu editor preferido y que la guardes en formato JPG y a una calidad suficiente para que se vea bien, pero con el mínimo peso.

Te llevará un par de minutos y el beneficio a corto, medio y largo plazo de esta simple tarea, es muy grande.

Cambia el nombre de las imágenes, pero siempre antes de subirlas.

DSC06765.JPG no describe muy bien lo que se muestra en la imagen, seguro.

Si en la imagen se muestra, por ejemplo, una silla roja, ¿qué tal usar silla-roja.jpg? Seguro que Google lo entiende mucho mejor.

Pero nunca cambies el nombre de una imagen después de subirla a tu WordPress, ya que podrías ocasionar que no se mostrase allá donde antes se mostraba. Siempre antes de subirla.

Esto no mejorará el peso de tu imagen, pero la hará mucho más accesible, lo que también cuenta ¡y mucho!

Comprime más si puedes.

Y si después de hacer esto que te comento, aún piensas que pesa demasiado, puedes utilizar una herramienta online para comprimirla un poco más. Personalmente recomiendo tinyJPG. Pruébalo, es gratis.

¿Necesitas ayuda para optimizar tus imágenes?

Contacta con nosotros, seguro que podemos ofrecerte una solución a tus problemas de optimización de imágenes.

No hay comentarios

Deja un comentario

He leido y acepto la política de privacidad de mowomo.com
Acepto que los datos que he proporcionado (con la excepción del correo electrónico) se publicarán.

¿Qué hacemos con tus datos?
En mowomo.com le pedimos su nombre y correo electrónico (no publicamos el correo electrónico) para identificarlo entre el resto de las personas que comentan en el blog.

Ir al contenido